Todos mienten



INTÉRPRETESAmaya Curieses e Irene Curieses
VERSIÓNAmaya Curieses
VESTUARIOAlmudena Rodríguez Huertas
ESCENOGRAFÍAJuan Sanz - Miguel Ángel Coso
VIDEOESCENABruno Praena
PRENSAToniflix Comunicación Diversa
COORDINACIÓN GENERALManolo Praena
PRODUCCIÓNProducciones Margarita Iriarte S.L.
COMPAÑÍAAmaya Curieses
DIRECCIÓNJaume Policarpo


La Pitonisa de Delfos recibe un buen día la visita de un joven interesado por su futuro. Ella, que no cree en los oráculos, y bastante desabrida, porque está cansada yla pregunta le parece una soberana tontería, le contesta la primera incongruencia que se le viene a la cabeza: “Matarás a tu padre y te casarás con tu madre”. El joven, que resulta llamarse Edipo, abandona el templo terriblemente afectado por el vaticinio.

Años después, un ciego harapiento se presenta en el santuario de la Pitonisa ya moribunda. El hombre, al que ella no reconoce, resulta ser Edipo. Ante el asombro de Paniquis (que así se llama la adivina), Edipo relata su complicada y enrevesada vida, que culmina en un final insospechado: la profecía que ella inventara se cumplió.

Pero las cosas no son lo que parecen. Poco a poco los personajes de la historia van apareciendo ante la agónica Pitonisa dando su versión de los hechos; los datos se contradicen y cada uno tiene un punto de vista diferente sobre lo que ha ocurrido y cuenta el suceso de distinta manera.

La conclusión de la historia nos lleva a una única verdad absoluta: TODOS MIENTEN.

Por miedo a la predicción que la Pitonisa de Delfos hiciera al rey Layo treinta años atrás, que si engendraba un hijo éste lo mataría, Layo hirió los pies de su hijo recién nacido, Edipo, y ordenó a uno de sus pastores abandonarlo en un bosque a merced de las fieras. Pero el pastor, conmovido, se lo entregó a un amigo, que a su vez lo confió a Polibo y Mérope, reyes de Corinto. Veinte años después, cerca del paso de Daulide, por una simple discusión en una encrucijada de caminos, Edipo mató a su padre Layo sin saber quién era. Más tarde, habiendo liberado a la ciudad de Tebas de la amenaza de la Esfinge y, todavía ignorante, se casó con su madre Yocasta con la que tuvo cuatro hijos.”

Esto es lo que nos cuenta el mito de Edipo. Y del mito parte Todos mienten, basada en un relato de Friedrich Dürrenmatt, para darle la vuelta a su significado, con una mirada desencantada sobre la naturaleza humana, un irresistible sentido del humor, absoluta libertad y cáustico cinismo.Cada día asistimos al engaño,ofrecido las más de las veces de mala fe y con fines manipuladores y políticos. Mentiras, mitos y leyendas que nos cuentan con el simple objetivo de justificar un presente más bien dudoso. Pero, ¿cuál es la verdad? ¿Existe la verdad? Lo cierto es que hay tantas verdades como puntos de vista. Al mirar un disco, el ángulo de visión nos mostrará una circunferencia visto de frente, un óvalo visto de costado y una recta visto de perfil. ¿Y cuál de estas opciones es la verdadera? Pues la suya para cada uno y ninguna para todos.

Esto, y aún más, nos ofrece este intenso y polifacético relato que cobra vida en el escenario con intención de provocar divertimento, pero también reflexión. Que así sea.”

(Amaya Curieses)

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies