La mujer por fuerza



REPARTOBeatriz Ortega, Álex Tormo, José Bustos, José Carrasco, Alicia González, Chiqui Maya y Ana Alonso
MÚSICA EN DIRECTO Y COMPOSITORToni Madigan
DISEÑO DE ILUMINACIÓNJosé Miguel López Sáez
DISEÑO DE VESTUARIOMª Luisa Engel
AYUDANTE DE VESTUARIORosa Engel
REALIZACIÓN DE VESTUARIOCornejo
PRODUCCIÓNBrazodoble Producciones
AYUDANTE DE DIRECCIÓNJosé Angel Navarro
DIRECCIÓNJosé Maya


Una de las comedias de enredo más divertidas de nuestro teatro clásico, en la que una mujer, Finea, se disfraza de hombre para conquistar a otro hombre, el Conde Federico, del que está perdidamente enamorada y al que paradójicamente casi no ha visto.  Este comportamiento trasgresor pone en cuestión las leyes cortesanas a las que están sometidos todos los hombres de esta comedia. La creciente desesperación del Conde, al que se le ofrecen “pruebas” fehacientes de que ha raptado, violado y abandonado a una mujer que no conoce, resulta en un hilarante enredo de cambio de roles en esta versión del clásico que intenta conseguir un equivalente moderno del impacto que hubiese tenido la pieza en el espectador del siglo XVII.

La compañía Brazodoble Producciones, del habitual en Guindalera José Maya, con un reparto constituido también por algunos colaboradores habituales de Guindalera (Álex Tormo, Ana Alonso y José Carrasco) fue invitada a mostrar su trabajo en Guindalera en dos veranos conescutivos, los de 2009 y 2010.

SINOPSIS

El Conde Federico, enviado por el Rey de Nápoles a una embajada a Hungría, se hospeda en casa de Alberto. Finea, hermana de Alberto, que ha sido ocultada por éste para evitar así un encuentro con el Conde, se ha enamorado de éste al observarlo a escondidas. Cuando el Conde se marcha, Finea decide ir tras él y disfrazándose de hombre entra a su servicio como criado. Alberto cree entonces que el Conde le ha robado a su hermana y se presenta ante el Rey de Nápoles reclamándola, infundiendo sus sospechas al resto de la Corte de Nápoles, y también a Florela, que es la prometida del Conde. Finea consigue que la reputación del Conde sea menoscabada poniendo patas arriba todas las leyes del honor y la caballerosidad, haciendo tambalearse todos los valores que han servido de pretexto para someter siempre al otro, a la mujer; por fuerza.

José Maya ha desarrollado su trabajo con como actor y director desde 1981 con la Compañía de Teatro Clásico Zampanó Teatro, con la que ha realizado 24 montajes y que apostó fuerte rehabilitando el Teatro Pavón, en 2002, como sede de la compañía de la que es director y fundador.  Como director de escena (y además como actor para su compañía), destacan sus montajes de La vida es sueño, La Celestina, Calderón enamoradoy El Caballero de Olmedo. También ha intervenido en montajes de otras compañías como Romance de lobos o Los cuernos de don Friolera, ambascon el Teatro Español, dirigidas por Ángel Facio. Ha colaborado con GUINDALERA como actor en Animales Nocturnos de Juan Mayorga y en El juego de Yalta y Molly Sweeney de Brian Friel y Tres años, versión de Juan Pastor a partir del relato de la obra de Chejov; y como director ha llevado a escena una nueva versión de Calderón enamorado. Estas son sus palabras sobre La mujer por fuerza:

“En gran parte de las comedias de nuestro Siglo de Oro el leitmotiv de los personajes que da lugar a la trama y en la que se apoya toda la acción está basado en unos valores que a un público de hoy le resultarían un tanto lejanos.

Honor… ¿a qué suena la palabra honor? No sé por qué, pero nada mas oírla, ¿no entran ganas de echarse a dormir? Honra… me viene la imagen de una habitación destartalada y vacía. Reputación… sería la palabra que tuviese unas connotaciones más cercanas al publico de hoy, pues no tardaría en entender la desesperación en la que se ve envuelto el Conde, al sufrir un sinfín de enredos por no ver menoscabada su fama y prestigio y acabar aceptando lo que los demás digan y piensen de él, aún a pesar de no ser cierto. Tirso se ríe de las angustias que los hombres sufren por empeñarse en construir una imagen perfecta y de acuerdo con los valores establecidos, aunque estos sean tan cambiantes y antojadizos como lo son los hombres y sus conciencias.

Estamos ante un personaje femenino tremendamente trasgresor y que, con su comportamiento, va a poner patas arriba todas las leyes cortesanas a las que están sometidos todos los hombres de esta comedia por mor de su reputación.”

EL AUTOR

TIRSO DE MOLINA (según adaptación de JOSÉ MARÍA RUANO DE LA HAZA en versión de AMAYA CURIESES)


La mujer por fuerza

Compártelo con tus amigos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies