Interpretando a Chéjov con Juan Pastor

Utilizamos las obras de Chejov porque nos sirven como mecanismo para desarrollar la capacidad del actor, en la escucha verdadera que es  generadora de impulsos y en la habilidad para construir una rica línea de pensamiento, como consecuencia de lo que le sucede al personaje y que no siempre coincide con lo que dice.

Las obras de Chejov siempre te recuerdan que no hay que dejar en el trastero los deseos de transformar nuestra realidad personal más gris, y con ello contribuir activamente en ese cambio necesario de nuestro entorno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *