“El efecto Shinkansen”

James Baldwing dijo: “La función del arte es revelar las preguntas que han sido escondidas por las respuestas.” En nuestro “Efecto Sinkansen” hablamos sobre la necesidad de despertar lo que está dormido y recordarnos nuestro terror original.

Como una Alicia, en el País de las Maravillas, nuestra actriz sueña que se levanta de la cama y entra temerosa en un lugar extraño, atraída por la sinrazón de una fuerte llamada que le pide caminar hacia un futuro atrayente pero incierto. Empujada por su intuición camina con estremecimiento hacia lo desconocido, pero una serie de encuentros fortuitos, entretienen y paralizan su intento. Misteriosamente nuestra actriz vuelve a vivir su pasado del que duda si fue real o imaginado, (la buena actuación actoral es real e imaginada) y mientras vuelve a vivir esas diferentes experiencias por las que ya transitó, se originan reflexiones que le ayudan a descubrir ángulos nuevos de la realidad que antes permanecían escondidos.

Paradójicamente lo que entretiene su intento de caminar hacia ese futuro, las reflexiones sobre las vivencias (o actuaciones) de su pasado, serán  lo más válido para encarar ese futuro atrayente.

Esta fábula nos permite presentar un rico repertorio, tragedia, comedia y drama de diferentes obras ya estrenadas en Guindalera,  por la actriz protagonista, María Pastor, enfrentándose a diferente géneros y estilos, pero con el sello propio de nuestro teatro.

Juan Pastor

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *