Aprender a escuchar

Aprender a escuchar de verdad, es lo primero que se tiene que plantear un actor. Por desgracia en la vida hablamos demasiado sin saber lo que decimos, decimos demasiado y no sabemos parar o elevamos la voz generando cierto grado de agresividad a nuestro pesar. Entonces las palabras solo sirven para estropear las cosas, porque cuando uno está encolerizado es más difícil controlarlas. Sin embargo saber escuchar antes de actuar es una de las virtudes más ricas del comportamiento humano y para un actor una premisa fundamental. ¡No decir nada innecesario es un don maravilloso! Pero saber escuchar de verdad es algo imprescindible para un actor de verdad.    Juan Pastor